domingo, 10 de marzo de 2013

YASHICA ELECTRO 35

La Yashica Electro 35, fue presentada en 1966 y es una cámara que se hizo muy popular, debido a su gran calidad de construcción, su excelente óptica y su facilidad de uso, ya que estaba destinado a un público aficionado, pero exigente en los resultados.
 
Yashica Electro 35 de 1966
 
A diferencia de los tiempos en los que estamos, antes, las cámaras destinadas a un público aficionado, no profesional, contaban con un excelente acabado, la calidad de los componentes era muy alta y las ópticas, aunque normalmente no intercambiable, era de una calidad excelente, como ocurre con la cámara que tratamos.
La Electro 35, es una cámara de formato universal (35mm), de lente no intercambiable, como comentábamos, de obturador electromecánico, con fotómetro y telémetro incorporados.

Yashica Electro 35 de 1966
 
Las lentes Yashinon, que fueron el perfeccionamiento de las anteriores lentes Yashikor, fueron, igual que sus antecesoras, el orgullo de la marca japonesa y que tanta fama le dieron en su época. Unas lentes con unos niveles muy reducidos de flare, gran contraste, nitidez y de aberraciones cromáticas muy reducidas. Son sin duda, unas lentes muy equilibradas, que garantizan el deleite de aficionados y profesionales de la fotografía.
Objetivo YASHINON DX 45mm f:1.7
El objetivo de la Electro 35, tiene una distancia focal de 45mm y una luminosidad de f:1.7. El anillo de diafragmas, cuenta con las posiciones preestablecidas de f:16/11/8/5.6/4/2.8/2/1.7, aunque puede seleccionarse cualquier posición intermedia, sin problema alguno. Unos dibujos de sol, nube y ventana, indican al fotógrafo más aficionado, cómo debe posicionar el anillo de diafragmas, para una correcta exposición.
 El obturador, COPAL ELECTRIC, cuenta con un anillo, con el que podemos seleccionar tres posiciones. B (Bulb): para exposiciones largas, dónde el obturador permanecerá abierto mientras mantengamos pulsado el botón de disparo. AUTO: para el uso de prioridad de diafragma, dónde el usuario seleccionará la abertura deseada del diafragma y la cámara calculará de forma automática, la velocidad de obturación. RAYO: la velocidad de obturación, se fija en la de sincronismo del flash, aunque al ser un obturador de plano focal, de láminas, el flash puede sincronizar a cualquier velocidad.

El objetivo, cuenta con un anillo de enfoque, marcado desde la posición mínima de enfoque (0.8m) e infinito, además de contar con unas marcas, para la información de la profundidad de campo, para cada posición del anillo de enfoque y cada abertura seleccionada en el anillo de diafragmas, para f:16, f:11, f:8 y f:4, pudiendo fácilmente interpolar las posiciones intermedias.


Detalle de objetivo con obturador COPAL ELECTRIC

La cámara posee telémetro, a base de sobreponer en el visor, una imagen central, en forma de rombo, de color amarillo. El contraste es bastante alto y por lo tanto, fácil de realizar el enfoque. La imagen espectral amarilla de enfoque, se genera a través de una ventana en forma de rombo, separada unos pocos centímetros del visor principal. En mi opinión, quizás demasiado poco separado, lo que ocasiona que posea una precisión un tanto reducida para el enfoque, sobretodo en distancias cortas. De todas maneras, esto no supone problema alguno, ya que el enfoque se puede realizar con la suficiente exactitud, para unas condiciones normales.
Detalle de ventana de telémetro integrado.
El objetivo posee también de un autodisparador totalmente mecánico.
El fotómetro integrado de Sulfato de Cadmio (CdS), recibe la luz a través de una ventana de abertura regulable, en el lado izquierdo del frontal. La abertura de esta ventana, está regulada por la posición del anillo de selección de sensibilidad de la película, situado en la parte superior de la cámara. Cuanto mayor sea el valor de sensibilidad seleccionado por el anillo, más abierta permanecerá la ventana del frontal del sensor del fotómetro y más luz le llegará.
Deatalle de ventana de sensor CdS del fotómetro integrado.
 
En la parte superior de la cámara, encontraremos el anillo de selección de la sensibilidad de la película, pudiendo seleccionar valores entre ASA-12 y ASA-500, con los valores intermedios 16, 20, 25, 32, 40, 50, 64, 80, 100, 125, 160, 200, 250, 320 y 400.
 
Justo a la izquierda del anillo de selección de sensibilidad, encontramos dos luces, una amarilla y una roja, que pertenecen al fotómetro. La electrónica de la cámara, ajustará la velocidad necesaria, para garantizar la correcta exposición, en función de la abertura del diafragma, seleccionada por el usuario. Cuando se seleccione una abertura, con la que se obtenga una velocidad de obturación, por encima de 1/500s, se encenderá la luz roja, que está asociada a una flecha de color rojo en el anillo de diafragmas del objetivo, indicándonos hacia dónde debemos girar el anillo. La flecha también se indica justo al lado de la luz y la forma de la misma luz, también representa una flecha. Si por el contrario, la velocidad de obturación calculada para obtener una correcta exposición, está por debajo de 1/30s, se encenderá la luz amarilla, con las mismas indicaciones que para la luz roja, pero con un sentido inverso de giro del anillo de diafragmas.
Dentro del visor, también son visibles las indicaciones del fotómetro, en forma de luz amarilla y roja.
 
Alrededor del obturador, contamos con un anillo de bloqueo de éste, para evitar los disparos accidentales. 
Detalle parte superior. Indicadores de fotómetro.

Justo a la derecha de la palanca de arrastre, tenemos la ventana del contador de exposiciones, de visión muy clara.

En el lateral izquierdo de la cámara, tenemos el conector para el disparo del flash, ya que en este modelo, la zapata de accesorios y para el flash, no cuenta con toma caliente de disparo.
Ventana del contador de exposiciones.

A la derecha del visor, encontramos el chequeador del estado de la batería, que no es más que un pulsador un una luz de color verde.
En la base, encontramos el botón de desbloqueo del trinquete interior de arrastre de la película, para poder rebobinarla y la tapa del compartimento de la batería, de 5.6V, hoy en día desaparecidas del mercado, por contener mercurio, totalmente prohibido hoy en día, pero que fácilmente se encuentra solución, para usar los modelos de baterías comercializados hoy en día.

Comprobador de batería.

Sin duda alguna, estamos delante de una gran cámara, que en 1966, cuando se presentó, fue una revolución. Quizás, para encontrarle un “pero” y muy subjetivo, es la falta de un bloqueo de la exposición, para poder controlarla en todo momento a nuestra voluntad, ya que es imposible conocer a qué velocidad vamos a disparar, como también es imposible, indicar a la cámara, que exposición deseamos en un momento determinado. Un bloqueo de la exposición, a través de un botón para tal fin o por la simple presión del botón de disparo, sería en mi opinión, algo que la haría una cámara casi perfecta.

Los modelos de esta misma cámara, que aparecieron en los años posteriores, como modernización de ésta, entre otras variaciones, ampliaron el rango de selección de sensibilidad de la película, algo justo en el modelo original presentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario