lunes, 27 de agosto de 2018

Minolta X-700


En este caso, he querido presentar mi cámara Minolta X-700, la cual usé como equipo principal durante bastantes años, de los que guardo muy buenos recuerdos y en los que me acompañó siempre, como fiel amiga que es.

La Minolta X-700 apareció e principios de los años 80' y fue una de las cámaras de más longeva producción, puesto que se mantuvo en producción hasta el año 2001, ¡con números de serie superiores a los 3.000.000! En el año 1981, obtuvo el galardón como "Cámara del año", a nivel europeo. Su precio y las prestaciones que introdujo, le proporcionaron un gran éxito dentro de las cámaras réflex SLR. Con un peso de 505g y unas reducidas dimensiones de 137x89x51,5mm, la hicieron deseable para llevarla en cualquier bolsa de fotógrafo y aficionado.

Se usó como base, el cuerpo de la XG-M, pero la X-700, introdujo algunas prestaciones adicionales y modificaciones respecto a las antecesoras. Como prestaciones más relevantes, destacar dos de las más innovadoras para la época, el modo de exposición "Program" y la medición a través del objetivo, para la exposición con flash, el que después fue archiconocido, sistema TTL. El nuevo sistema de fotometría y cálculo de exposición, fue bautizado como MPS (como reza en el frontal de la cámara), iniciales de "Minolta Program System". En los dos modos automáticos que posee la cámara (prioridad de diafragma y modo de automatismo completo, "Program"), las velocidades de obturación se ajustan determinan de forma continua, sin saltos ni valores fijos, lo que garantiza una exposición más ajustada.





Como consecuencia de disponer de modos automáticos de exposición, a la cámara se le dotó de un botón para el bloqueo de la exposición, situado en la parte frontal del cuerpo. Pulsándolo, podemos bloquear una exposición, para que la cámara use esa disposición, a pesar de que movamos la cámara y variemos en encuadre. Esto es algo realmente útil, si queremos usar alguno de los modos de exposición automática y poder tener control sobre la exposición, pudiendo realizar diversas mediciones y seleccionar a nuestro antojo, la que deseemos utilizar. Además de esta función, dispone de un selector dónde poder determinar sub y sobre exposiciones, de hasta 2 unidades, con selecciones de 0,5-1-1,5-2.

La X-700 permitía el intercambio de la pantalla de enfoque y con ello, Minolta creó un extenso y magnífico listado de opciones, con 8 pantallas diferentes disponibles.

Pantallas de enfoque disponibles

Objetivos disponibles
Una de las mayores bazas de esta cámara, es la de poder utilizar todos los objetivos de enfoque manual, fabricados desde los años 60', ya sean Rokkor o Minolta MD, además de contar con una más que extensa gama de accesorios disponibles para ella. Esto quiere decir que, con la inmensa oferta de objetivos posibles para esta cámara, cualquier necesidad quedaba cubierta. Comentar también que, es más que conocida la calidad óptica y constructiva de los objetivos Rokkor, que fueron construidos aprovechando la estrecha colaboración establecida entonces, entre la marca japonesa y la alemana Leica. El resultado fue más que exitoso, disponiendo de una calidad pasmosa a estos hermosos objetivos.

Como defecto destacable, comentar que, a través del visor, si bien se muestra en todo momento la velocidad de obturación que el exposímetro pretende utilizar, no se indica la que ha seleccionado el usuario, de forma manual, cuando utilizamos el modo de funcionamiento M. Ésto, que motivó en su época, multitud de críticas por parte de los usuarios, se modificó en posteriores versiones de la serie X, como la X-500 (o X-570 en la versión comercializada en los Estados Unidos), que aún careciendo del modo "P", fue la preferida por parte de muchos profesionales, por razones más que obvias.

Otro de los "hándicaps" de esta cámara, es la dependencia absoluta de la batería, puesto que el obturador es del tipo electro-mecánico, o lo que es lo mismo, mecánico con asistencia electrónica. Es condición sine qua non, disponer de tensión en las baterías para poder realizar fotografías. En este caso, cámaras como la Nikon F3, solucionaban este problema, disponiendo de una velocidad (1/80, en el caso de la F3), de accionamiento completamente mecánico, para la cual, no es necesario disponer de baterías. La X-700 no dispone de esta función y requiere siempre tener unas baterías de recambio. A su favor, a través del visor, se indica al usuario, cuando las baterías tienen ya poca carga, dejando apagado el LED indicador de las velocidades de obturación, aunque la cámara siga funcionando sin problemas. Destacar también que, a la correa original, se le atribuyó un ingenioso receptáculo, para albergar un recambio de las dos baterías (LR-44 o SR-44) necesarias para el funcionamiento de la cámara.



Añadir también que, otro de los problemas muy frecuentes que padecen estas cámaras, es el bloqueo fortuito del obturador, provocado por el deterioro de un condensador asociado al obturador, que con el paso del tiempo, se degrada y deja de ser funcional. Los primeros modelos producidos, no suelen presentar este problema, puesto que el condensador que montaban era de tántalo y éstos, son muy resistentes y gozan de una vida útil muy longeva. Con posterioridad, se substituyó ese condensador por otro de diferente composición, debido al importante aumento de coste que experimentó el tántalo, que ya no ofrece la misma longevidad en su vida útil.

El botón de disparo del obturador, dispone de un agradable sensor que, con tan solo tocarlo con el dedo y sin ejercer presión, activa la cámara y la información del visor. En el caso de estar usando guantes, bastará con ejercer una mínima presión sobre el botón, para conseguir lo mismo.


El sistema de carga de la película es muy rápido, facilitando en gran medida el engarce del extremo de la película, que hace casi imposible cometer un error. Por si esto no fuera suficiente, cuenta con un indicador que nos muestra en todo momento, que la película se ha cargado correctamente y que está avanzando bien.

Los mandos de selección de los modos de trabajo y de velocidad de obturación, así como el de la modificación de la exposición, disponen de sendos dispositivos de bloqueo y sus respectivos botones de desbloqueo.

En la parte posterior de la cámara, encontramos una práctica tabla de equivalencias, entre las sensibilidades de la película, expresadas en DIN e ISO.



En la parte superior del lateral izquierdo de la base de la montura del objetivo, encontramos el conector dónde fijar un disparador externo de cable y el botón para desbloquear el objetivo y poderlo desacoplar de la cámara. Un poco más abajo, encontramos el botón para la comprobación de la profundidad de campo.

A continuación, se enumeran algunas de las principales características de esta cámara:
  • Cámara réflex para película de 35mm. Formato del negativo: 24x36mm.
  • Modos de exposición: "P", con automatismo de diafragma y velocidad de obturación; "A", automatismo con prioridad de diafragma; "M" función completamente manual.
  • Objetivos MC y MD, Rokkor y Minolta.
  • Operación mediante cristal de cuarzo, a 1/30.000 seg. de velocidad de rtabajo.
  • Rango de EV: 1 a 18 (ej. 1seg a f/1.4 hasta 1/1000 a f/16).
  • Velocidad controlable de forma continua, de 1/1000 hasta 4 seg.
  • Medición TTL para flash.
  • Fotómetro con fotocélula de silicio.
  • Sensibilidad de la película disponible: ISO 25/15º hasta 1600/33º, seleccionables con incrementos de 1/3.
  • Ajuste de la exposición, de -2EV a +2EV, seleccionables en pasos de 0,5.
  • Visión del visor del 95%.
  • Velocidades seleccionables en modo manual: 1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500 y  1/1000 seg.).
  • Velocidad de sincronismo del flash, de 1/60seg.
  • Palanca de avance manual de la película, con ángulo de giro de 130º. Posición de reposo de la palanca a 30º
  • Indicador de carga correcta y avance de la película.
  • Auto-disparador con retardo de 10seg. e indicador con led rojo parpadeante a 2Hz, durante los primeros 8seg. y a 2Hz. los dos últimos segundos antes del disparo.
  •  Disponibilidad (al gusto) de aviso sonoro, mediante cuarzo piezoeléctrico, para avisar cuando se estén utilizando velocidades lentas, superiores a 1/30s.
  • Dispositivo de comprobación de la profundidad de campo.
Información a través del visor
 Información disponible a través del visor:
  • Modo de exposición: P, A o M.
  • Correcta exposición con flash: parpadeo a 8Hz durante 1seg. del LED en 1/60, después de la exposición.
  • Disposición del flash: parpadeo lento a 8Hz. del LED a 1/60, indica disposición para disparar. Parpadeo rápido a 4Hz. indica la no disposición del flash para el disparo.
  • Incorrecta disposición de la selección en el objetivo, mediante parpadeo rápido a 4Hz del LED indicador de la función de exposición.
  • Aviso previo de tensión baja de las baterías: los indicadores permanecen apagados, aunque la cámara sigue funcionando.
Inconvenientes y/o limitaciones:
  • Velocidad de obturación no inferior a 1/1000 seg.
  • Velocidad de sincronismo del flash a 1/60 seg.
  • No indicación de la velocidad de obturación seleccionada a través del visor.
  • Cuerpo de plástico (aunque de muy buena calidad).
Conclusiones:
Sin duda alguna, se trata de una cámara apta para cualquier aficionado y que podrá usar a un nivel bastante avanzado, sin problemas. Es de fácil uso y muy práctica, con unas prestaciones más que suficientes y un funcionamiento excepcional, muy suave y silencioso, que enamora a quien la prueba.

El Motor Drive MD-1, es un accesorio más que interesante, puesto que le proporciona una excelente disposición para sujetar la cámara, además de aumentar en gran medida sus prestaciones.







Otra opción interesante, es el flash Minolta Auto 360 PX, que se diseñó casi dedicado a esta cámara y le proporciona plenitud a sus funciones, que será motivo de una publicación posterior.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario