sábado, 29 de diciembre de 2012

Leica ABLON

Las cámaras más antiguas de la marca Leica, anteriores a las de la familia M, en las que no se puede abrir la tapa trasera, para cargar la película, eso ocurre en todas las versiones de las familias I, II y III, es necesario, que el extremo inicial de la película, esté cortado de una manera determinada. Este corte es diferente al corte estándar actual.

Hay que tenerlo muy presente, ya que si no se carga la película, con este corte especial del principio, se daña el obturador y la reparación es bastante costosa.

Si la cámara no ha sido manipulada y se conserva de forma original, todas las cámaras Leica, que necesitan este tipo de corte de la película, viene indicado a través de un pictograma, pegado en la base del cuerpo de la cámara, para advertir al usuario de esta necesidad. Esta es la advertencia que encontramos en las cámaras, al retirar la base, para cargar la película:


Advertencia de corte inicial de la pelícual
en Leica IIIf
Como se puede apreciar, el extremo cortado, es bastante más largo que el corte estándar de las películas actuales.

Este corte, se puede realizar sin más útil que unas tijeras o una cuchilla, pero Leica fabricaba un útil específico, para tal fin. Este útil recibía el nombre de ABLON y sirve de guía, para poder cortar el extremo de la película, asegurar que sea la forma correcta y que siempre quede de la misma manera.

Leica ABLON cerrado.

Leica ABLON abierto.
El útil, lleva dos pivotes, para que queden dentro de dos de las perforaciones de la película y podamos corta el lateral, con la ayuda de una cuchilla. El útil para efectuar el corte, también lo suministraba Leica, con el nombre de ABCOO, pero se puede usar una cuchilla estándar.

Si lo que pretendemos es cargar los chasis fabricados por LEICA, como pueden ser los FILCA (el nombre cambia dependiendo del modelo y de la época de fabricación), el mismo ABLON, nos permite cortar el extremo inicial de la película, para poderlo fijar al núcleo del chasis. Para ello, pasamos la película a través de la ranura que tiene una de las mitades del útil y al cerrar, el extremo en forma de triángulo truncado, nos indica la forma del corte, para que quede la forma exacta para su correcta fijación.

Un elemento muy útil, aunque no imprescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario