jueves, 11 de abril de 2013

Auto-disparador externo

Muchas de las cámaras clásicas, no poseen auto-disparador, para realizar autoretratos, a través de un sistema de accionamiento del botón de disparo del obturador, de forma automática, con un retardo temporal.

Para solucionar esta carencia, aparecieron numerosos mecanismos externos de auto-disparador, de la mano de varios fabricantes de mecanismos y cámaras fotográficas.

Según el fabricante, estos mecanismos poseen diferentes diseños, pero todos ellos basándose en el mismo sistema de funcionamiento básico, que es el siguiente:

A través de un mando giratorio, nos permite accionar y comprimir un muelle en forma de espiral (como si se tratase de un sistema para relojería), que está conectado mecánicamente a un sistema de engranajes, con la misión de crear una descarga lenta, controlada y calibrada a unos tiempos determinados (suelen ser del orden de unos 5 a 15 segundos), justo después de accionar el botón de disparo del mecanismo.

Al girar el mecanismo de carga del muelle de acción, se puede elegir el tiempo de retardo, a través de una escala graduada, situada debajo del propio mando de carga y que nos permite ver, una ventana practicada en él, para tal fin.

El mecanismo, se acopla sobre el botón de disparo de la cámara, a través del elemento cónico roscado, situado en el extremo del vástago del cuerpo del auto-disparador.

Una vez disparado, el mecanismo va empujando una varilla, interior al vástago principal, que cuando llega al final del tiempo seleccionado, sale al exterior del vástago y acciona el mecanismo disparador del obturador de la cámara a la que se le haya acoplado.

Uno de los diseños más típicos y repetidos, por varios fabricantes, es el que se presenta a continuación:

Vista general lateral de Auto-disparador mecánico.

Detalle de mando de carga del muelle.
Auto-disparador mecánico.

Vista frontal de Auto-disparador mecánico.

Auto-disparador en su caja original y adaptador
para cámaras Leica y Yashica.

Detalle de mando de carga y botón de disparo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario