domingo, 14 de abril de 2013

Chasis Leica FILCA

Ya he comentado en alguna ocasión, que Leica, fabricaba sus cámaras, pensadas para usar sus propios chasis para la película. A estos chasis, se les llamaba por el sobrenombre "FILCA" y poseían algunas características diferenciadoras, respecto a los chasis "estándar", fabricados por otras marcas.

En primer lugar, una de las características principales de los chasis FILCA, es la ausencia de justa de estanqueidad, en la ventana practicada, para la salida de la película, como en el resto de chasis estándar  que sí poseen. Los chasis fabricados por LEICA, estaban compuestos por tres piezas, en lugar de dos. La película está enrollada en un eje (como ocurre en los chasis estándar), pero el cuerpo del chasis, está formado por dos cilindros concéntricos, en los que se ha practicado una ventana. El chasis interno, gira de forma solidaria, con la parte superior del conjunto y el externo lo hace con la base. De esta manera, se hacen coincidir las ventanas, haciendo girar el chasis interior, para poder extraer la película y se puede sellar la entrada de luz, no haciendo coincidir las ventanas de ambos chasis, cuando la película no tiene que ser extraída del interior.

Detalle de ventana de estanqueidad.

Esta operación, en la que se hacen coincidir las ventanas de ambos chasis, cuando hay película cargada, se debe realizar en la oscuridad, porque se permite la entrada de luz, con total libertad. Es por ese motivo, que el chasis se carga en la cámara, completamente cerrado y con las ventanas de ambos chasis, de forma no coincidente. Una vez introducido el chasis FILCA dentro de la cámara, un mecanismo incorporado en la pletina de base extraible de la cámara, realiza la función de hacer coincidentes las ventanas de ambas partes del chasis FILCA, a base de hacer girar el chasis interior, a la vez que se acciona el sistema de anclaje y cierre de la pletina de base.

Detalle diferencias de tapa superior de chasis.

Mecanismo de anclaje de base de cuerpo y
alineamiento de ventanas de chasis.

Detalle de sistema de apertura de chasis FILCA.
Base de chasis FILCA.
El chasis interior queda mecánicamente anclado al chasis exterior, mediante un pequeño pasador, que actúa como elemento de seguridad, para que no pueda ser accionado el chasis interior si haberlo desanclado con anterioridad. Para ello, el pasador está unido a una pequeña pletina, que actúa cómo muelle, para asegurar el anclaje y que para poder girar el chasis interior, deberemos actuar primero, sobre el extremo de dicha pletina. Esta operación, se realiza también al accionar el anclaje de la pletina de base de la cámara.

Pletina muelle de anclaje entre chasis interno y externo.
Otra de las características diferenciadoras de los chasis FILCA, es la diferencia de altura, respecto a su homólogo, estandarizado. Concretamente, los chasis fabricados por Leica, son aproximadamente 4mm más largos. Unos 47mm de altura, para los chasis FILCA y 43mm para los estándar, como se puede ver en la siguiente imagen:

Diferencia de altura entre chasis fabricados por Leica (derecha)
y chasis estándar (izquierda).
Leica, también fabricó chasis metálicos, con el mismo sistema, pero con una altura de 44mm:

Chasis Leica, 44mm (izquierda) y 47mm (derecha).

Las cámaras LEICA, anteriores al año 1952, estaban pensadas y diseñadas, para el uso de los chasis FILCA y si se usa un carrete de película, con chasis estándar, se corre el riesgo de que éste descienda por la acción de la gravedad y la película quede desalineada con la ventana dónde se produce la proyección de la imagen, al perder la correcta alineación entre el chasis y el rodillo dónde se recoge la película expuesta.

A partir del año 1952, con la remodelación del modelo IIIf (desde 1951, con dial de ajuste de sincronismo de flash, con números de color negro, pasando a ser de color rojo, a partir de 1952), a la pletina de la base de la cámara, se le añadió una pestaña a modo de guía, que imposibilitaba que la película pudiese descender, en el caso de usar película bobinaba en chasis estándar. También el cuerpo de la cámara fue modificado, para poder recibir dicha pestaña en su interior.

Aquí podemos ver tres bases de cuerpo de la cámara. En primer término, perteneciente a una Leica IIIf del año 1952 (dial rojo), dónde se puede apreciar la pestaña de guía de película, con la que se podía usar ambos tipos de chasis, FILCA o estándar, indistintamente. En segundo término, una base perteneciente a un modelo IIIf del año 1951 (dial negro), sin pletina de guía, lo que obligaba a usar chasis específicos FILCA. Por ultimo, en tercer término, una base con sistema de carga automática del obturador y pase de película, para preparar la siguiente exposición. Este mecanismo se comercializó, con el sobrenombre de Leicavit, del que ya se trató anteriormente en el blog.

Bases de cámara:
Leicavit
IIIf dial negro de 1951
IIIf dial rojo de 1952

Si se quieren usar chasis estándar, en cámaras diseñadas para usar chasis específicos de Leica, se corre el riesgo de que la película quede desalineada y la impresión de la imagen sobre la película, no se realice correctamente.

Otra de las particularidades de algunos modelos de cámaras Leica, es la necesidad de usar película, cortada a una forma diferente al estándar utilizado. Si la cámara necesita un corte diferente, nos es indicado a través de una placa, situada en la parte inferior, del interior del cuerpo de la cámara, que podemos ver al retirar la base del cuerpo.
Aviso de corte correcto de extremo de película.

Antes de cargar la película en uno de estos modelos de cámara Leica, debemos asegurarnos, que el corte del inicio de la película, sea el apropiado, de lo contrario, podemos estropear el mecanismo del obturador y alguna de sus cortinillas.

Para ello, Leica, comercializó un elemento de guía para poder cortar la película. Si bien se comercializó conjuntamente con un elemento cortante, se puede usar una cuchilla debidamente afilada.

Aquí podemos ver el proceso de corte de la película:
Patrón de corte abierto.

Extremo de la película, una vez introducida
en el interior del patrón.

Después de realizar el corte, mediante la cuchilla.


Resultado final tras el corte.



5 comentarios:

  1. Hola, buenos días. Me ha parecido muy útil esta entrada (no solo a título teórico, he tenido algún problema de desplazamiento de la película con una Leica de los años treinta que utilizo desde hace poco). Quisiera hacer dos preguntas al respecto:

    1º ¿Puede realizarse directamente el paso de la película desde un carrete estándar al FILCA? Es decir ¿el eje central del carrete estandar es aprovechable en el FILCA? Lo digo a efectos de facilidad en el trasvase de la película. Entiendo que no es posible, según parece por las dimensiones. Esto llevaría a que siempre se tuviese que recurrir a la carga directa de una bobina de película.

    2º ¿Estas peculiaridades son también extensibles a las copias rusas de Leica (DED, Zorki...)? ¿Existían también estos dispositivos o estas cámaras no los necesitaban?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Jose Mª. Celebro que le haya gustado esta entrada y me alegra, que la haya encontrado interesante.

      Respondo a sus preguntas:
      1º. El núcleo de los chasis estándar, no se puede usar para los chasis FILCA, porque no tiene ni las mismas medidas, ni posee la forma correcta, para la cual está diseñado el resto del chasis FILCA, con la finalidad de evitar cualquier entrada de luz.

      Los chasis FILCA bien pueden ser cargados a partir de película en bobina o también, partiendo de carretes de película con chasis estándar. Para ello, se puede bobinar el chasis FILCA, fijando el principio de la película del chasis estándar, en el núcleo del chasis FILCA, quedando la película montada a la inversa, pero siempre respetando, claro está, la orientación correcta de la cara emulsionada. Si se desea bobinar en el orden correcto, para respetar la correlación de la numeración escrita en el película, se debe extraer primero la película del chasis estándar, para cargarla en el chasis FILCA. Este procedimiento lo suelo realizar, en los momentos que no poseo película en bobinas grandes y tengo que cargar chasis FILCA.

      2º. En algunos casos sí se pueden utilizar, porque son copias casi exactas que sus homólogas alemanas, pero sólo en algunos modelos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por la respuesta. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que agradecer. A disponer.
      Un saludo.

      Eliminar