miércoles, 26 de junio de 2013

Sekonic Twinmate L-208

Me gustaría hacer una pequeña reseña, a un fiel compañero de viaje, que seguro que muchos ya conoceréis, pero para los que no, sólo quería dejar unos pocos comentarios.

Para todos es sabido, que aunque se esté utilizando una cámara con fotómetro incluido, en muchas ocasiones puede ser muy útil, disponer de un fotómetro externo, a poder ser, con lectura de luz incidente. Evidentemente, si la cámara no posee ningún tipo de fotómetro integrado y no queramos realizar la fotometría por estimación, nos va a ser indispensable.

Es bueno y casi obligado, tener un buen fotómetro, para poder contar con él, en situaciones específicas, pero no es menos interesante, el poder contar con un fotómetro, con el que podamos hacer lecturas de luz reflejada, incidente y que podamos llevar cómodamente en la bolsa del equipo o incluso, en el bolsillo del pantalón/chaqueta, sin que nos sea un incordio o algo que nos eche para atrás, porque en este caso, no lo llevaremos nunca encima y no dispondremos de él, cuando surja la ocasión en dónde lo necesitemos.

Un muy buen candidato para cumplir esta misión, es el SEKONIC TWINMATE L-208. A continuación, algunas de sus ventajas:

  • Su reducido tamaño, una de sus grandes bazas a favor. Cabe en cualquier rincón de la bolsa o bolsillo.
  • Ligero, eso hará que no nos haga pereza llevarlo siempre encima.
  • Lectura de luz incidente y luz reflejada.
  • Un sensor Cds muy preciso, asistido con pila (comercializada actualmente, sin problemas).
  • Dial muy claro y nada confuso.
  • Lectura rápida.
  • Memoria de lectura. Una vez realizada la lectura, la aguja indicadora, permanece en la misma posición, durante un tiempo.
  • Amplio espectro de selección de sensibilidad de la película.
  • Posibilidad de instalación, sobre la zapata de accesorios en las cámaras que la poseen.
Como parte menos positiva (ya que no se puede considerar como negativa), podemos destacar:
  • Poca precisión de alineación entre la aguja del medidor, con la flecha del anillo selector.
  • Poca precisión en lecturas en escenas de muy baja iluminación.
Sekonic Twinmate L-208
Mi valoración, de 0 a 10, es de un 8.

Sin duda alguna, una muy buena opción para iniciarse en la fotometría, mediante lectura externa o para quien quiera tenerlo como un segundo equipo, para los días que nos hace pereza cargar con un equipo pesado o para llevarlo siempre en la bolsa, para no olvidarlo nunca y que nunca nos falte.

Podríamos decir, que es el "nuevo" Gossen Sixtino 2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario