domingo, 22 de septiembre de 2013

Chasis Leica Filca

A raíz de una consulta realizada recientemente, me gustaría mostrar algunas imágenes que he realizado, para poder explicar la diferencia de medidas, entre un chasis Leica FILCA versus un chasis estándar y la repercusión que tiene sobre la cámara.

En el blog, ya se trató con anterioridad, el tema de los chasis fabricados por Leica y sus particularidades. Debemos recordar, que Leica fue uno de los padres del formato "pequeño" de 35mm, que siempre fue considerado, como un formato de menor importancia, ya que con las lentes de las que se contaba en el momento de su creación, no se conseguía una muy buena calidad de la imagen, a diferencia de los formatos mayores. Leica fabricó sus cámaras, anteriores a 1952, pensadas para usar única y exclusivamente el tamaño y formato de sus propios chasis y de ahí, el problema de querer usar chasis estándar, ya que tienen un menos tamaño.

Este problema se solucionó, en las cámaras fabricadas después del año 1952, con la aparición de la Leica IIIf de dial rojo y con el nuevo formato de cámara, presentado con los modelos M de la marca alemana, pensadas y diseñadas, para usar los chasis estándar.

A modo de resumen, comentar que el problema se presenta, cuando se quiere usar un chasis estándar, en una cámara Leica fabricada para usar chasis de la marca, puesto que éstos son más grandes y al usar los estándar, se corre el riesgo de que el chasis descienda y obligue a la película a desplazarse, formando una diagonal, lo que ocasiona un problema de impresión de la imagen, sobre la película.

Leica, para poner solución al problema, dotó a sus cámaras IIIf de dial rojo, del año 1952, de una guía para sostener y mantener siempre la película, en su correcta posición.

A continuación, una imagen del hueco con el que contaba la leica IIIf del año 1952, para alojar el soporte guía dotado en la placa base:

Detalle de hueco de guía.


Una vista en detalle, de la guía de la película, con la que se dotó a las placas de base:

Pie de guía para película.

Un detalle del encaje del pie de guía, en el hueco interior del cuerpo de la cámara. La película pasa justo por encima del pie y esto garantiza que jamás pueda descender, tanto si se usa un chasis FILCA como si se usa un chasis estándar:

Acoplamiento entre guía y el cuerpo de la cámara.


Un detalle de cómo queda instalado un chasis estándar, en una Leica IIIf. Se aprecia, que no llega a apoyarse sobre el mecanismo de apertura, de la placa de base:

Chasis estándar, montado en una Leica IIIf


Aquí la diferencia de medidas, de un chasis Leica FILCA, dónde se puede apreciar que ahora sí que tiene la medida apropiada, para quedar bien ubicado, sin peligro de que se mueva:

Chasis Leica Filca, montado en una Leica IIIf


Una imagen, de las diferencias de medida, entre los tres chasis posibles, Leica FILCA, estándar y Leica IXMOO. Éste último, para ser utilizado con las Leica de la serie M:

Chasis Leica FILCA (izquierda) - Chasis estándar (centro)
Chasis Leica IXMOO (derecha)

Mecanismo multifuncional instalado en la placa base.

En la fotografía anterior, se puede apreciar el mecanismo, que girando solidariamente con la anilla desplegable, situada en la parte inferior de la placa base del cuerpo, está destinado a realizar una doble función. En primer lugar, mantener anclada la placa base en el cuerpo de la cámara, una vez cargada la película y liberarla, para poder retirar la placa base y cargar o descargar la película. En segundo lugar, hacer girar el cuerpo central del chasis FILCA o IXMOO, según sea el caso (siendo dos tipos de chasis, de diferentes medidas, pero de igual sistema de funcionamiento), para abrir la abertura practicada, con el fin de que pueda ser extraída la película, al accionar el mecanismo de avance de la cámara y cerrarlo, para que podamos extraer el chasis, sin que la película se vele, ya que los chasis Leica, no poseen ningún otro tipo de sistema de estanqueidad a la luz, que el sistema de laberinto, a diferencia de los chasis actuales, en los que se realiza a través de un material esponjoso, que sella las holguras entre la película y el cuerpo del chasis. Para ello, primero, el mismo mecanismo, acciona el bloqueo que permite o impide la rotación del cuerpo central del chasis. Todo lo explicado anteriormente, se realiza al mismo tiempo, con sólo girar la anilla de apertura.

Chasis IXMOO (a la izquierda) y tres chasis FILCA.
En la imagen anterior, se puede apreciar un chasis IXMOO, para Leica M, y tres chasis FILCA, de diferentes épocas, con sus respectivas fundas de aluminio.

Las medidas de los chasis, son:

  • FILCA: 46,80mm.
  • IXMOO: 44,25mm.
  • Chasis estándar: 43,40mm - 43,50mm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario