lunes, 26 de marzo de 2018

Leica ABLON

 
Hoy, un aficionado a las cámaras clásicas, me consultaba que no se ha podido resistir a los encantos de una cámara Leica, de las llamadas screw mount, y me he percatado de que desconocía por completo la particularidad de estas cámaras, respecto a la carga de la película.

Además de que estas cámaras están construidas para usar los chasis FILCA, fabricados por Leica (no olvidemos que Leica fue quien usó por primera vez la película de 35mm, usada hasta entonces solo para el cine, en una cámara de fotos y para ello, tuvo que "inventar" un chasis específico, que bautizó como FILCA), que son ligeramente más altos y al usar chasis convencionales, se corre el riesgo de que éste descienda y la película no quede bien alineada, quedando las perforaciones fuera del alcance de los dientes del piñón de arrastre, hay otra "particularidad". Las cámaras screw mount (montura del objetivo a rosca) no tienen tapa posterior practicable y el cuerpo forma una sola pieza. Esto hace que la placa de presión, que mantiene la película completamente plana y pegada al cuerpo de la cámara, dónde se formará la imagen en el momento de tomar la fotografía, siempre esté ejerciendo presión y no la podamos separar, en el momento de cargar la película, como hacemos con la gran mayoría de cámaras, al abrir la tapa trasera. Es por ese motivo que es imprescindible cortar la película en forma de cuña suave, como se indica en el interior de la cámara, para que en el momento de cargar la película, ésta, o mejor dicho, las esquinas de ésta, no dañen la cortinilla de la cámara, por culpa de la presión de la prensa.

Leica ABLON

Leica ABLON
Para facilitar la tarea, Leica comercializaba una herramienta, a modo de patrón de corte, bautizado como ABLON, que ayudaba a que, con la ayuda de una cuchilla (que también comercializaba, aunque vale cualquiera que esté bien afilada) y conseguir de forma rápida la forma del corte.
En la última imagen, se puede ver un ejemplo del tipo de corte aproximado a conseguir en la película, aunque en este caso, no se utilizó el Leica ABLON para realizarlo.

Con la intención de poder ayudar a todo aquél aficionado que decida adentrarse en el uso de esatas maravillosas cámaras, que aunque con sus particularidades, se hacen querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario